sábado, 7 de mayo de 2016

Algo hicimos mal



Creer demasiado en lo nuestro
apostando a ciegas, con vendas,
y sin embargo,
jugar a un juego de riesgo
sin demasiado arresto.
La culpa la tuve yo,
la tuviste tú,
no sé,
algo hicimos mal.
Elegirnos en la similitud
sin conocer nada más.
Porque yo creí saberte,
pero ahora lo que creo
es que conocí de ti
menos de lo que quise atreverme.
No somos más que un par de desconocidos
que creyeron conocerse
y en ese solo error, nos herimos.
Y hoy nos acusamos,
nos señalamos con el dedo
y nos desalojamos el uno al otro
del vientre que nunca engendró un amor,
si no malgastado.
Ojalá se pudiera rebobinar
hasta ese antes de hacer chocar la claqueta
de esta película de tragedia romántica
en la que no debió haber pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.