sábado, 23 de abril de 2016

Todo lo que me hiciste sentir en dos segundos



Podría intentar describirte
en aquéllos días
en los que tú me veías
y yo te miraba.
Podría convertirte en poesía
y besarte en cada palabra al leerte,
con las mismas ganas
con las que tu mirada
me poseía.
A veces te he mirado,
sin darte tú cuenta de que te miraba
de la forma más perdida
y enamorada.
Porque al mirarte,
en ese momento,
no veía nada más precioso
que supieran ver mis ojos.
Quise traducirte
y perderme en ti.
Envolver al mundo en un puño
y dejarlo a un lado.
Quise arrojarte mis labios al raso.
Para ese momento
no creí
que hubiera mejor techo
para todo aquello que sentí,
que tu propio pecho.
Fue todo lo que me hiciste sentir
en dos segundos.
Haciendo de mí,
un chuzo de nieve
que sólo quería nevar
para descubrirte
todos tus versos ocultos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.