sábado, 23 de abril de 2016

No te das cuenta hasta que sucede



Hay personas que nos gusta las cosas difíciles.
La emoción se va creciendo cuanto mayor es el trabajo.
Y a veces, obteniendo lo que queríamos,
lo deshacemos como si ahora estorbase, "nos lavamos las manos".
En este tipo de ilusión pensamos que es amor,
cuando sólo fue reto o ambición.
Nunca se me dio bien convencer
de que podría ser mejor que quién hirió.
De esta manera no llegué a ser oportunidad ni desamor.
Y así desgastando a las ilusiones
entre juegos y desgarros de emociones,
muere la fe de encontrar
a ese alguien que sea nuestra mitad.
Existe la tentación
de querer ver lo que realmente no está.
Sólo te enamoras de la idea
de que haya alguien a tu lado que te dé
de lo que no tienes cuando estás sola.
Cuando crees que recibes lo máximo que puedas alcanzar,
te acoges a que no habrá nadie
que sepa ofrecerlo de un modo mejor.
Todo esto un absurdo error.
Entre sombras la confusión
de ver un paso que nunca caminará.
Porque no todo el mundo te va a dar todo de sí,
ni tu vas a dar en todas las historias todo de ti.
Ni siquiera vas a ser la misma.
Por cada persona, siempre otro punto de vista.
Hasta que te des cuenta de que todo
fueron como pruebas de fuerza.
Para que aprendas
que cuando caes,
levantarte merece más la pena.
Hay una tabla de valores que solo se enseña
en los diferentes escalones de la tristeza.
Ahora es cuando sabes que tu otra parte te espera
de la manera en que menos pensaste.
Aparece cuando dudas de si ya existe.
Cuando en tu cabeza se derrumba,
y los llantos que diste
por la demora,
se convierten en pedacitos de polvo.
No es cuestión de ilusionarte,
es una controversia que se desnuda
en cuanto menos puedas pensarle.
Y cuando la tengas ante ti,
sabrás que realmente nunca amaste.
Puede que no sean casualidades,
pero tu amor, el amor más puro y verdadero,
nace sólo para ese alguien que está para quedarse.
Tu otra parte.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.