lunes, 25 de abril de 2016

Nada nos separa



Echo mucho de menos los dibujos
en mi espalda que pintas con caricias.
Mirarte y perderme en el café de tus ojos
y agitarme el aliento cuando siento tu rostro
enredado a mis besos.
Confío en que el tiempo,
no gaste la espera.
Que detrás de este intento de querernos
merezca la pena.
Yo siempre he pensado que
no existe distancia que separe
mientras entre tú y yo haya algo fuerte que nos enlace.
Pero es una opción en la que deben entregarse
las dos partes.

Echarme en ti escuchando tus latidos
sin más silencio,
así yo querría que tu pecho fuese mi invierno.
En tu boca el sueño
en el que me quedaría cada noche durmiendo.

¿Podrá tener tanta fuerza el amor
para que sea sólo él quien nos ampara?
Porque cuando encuentro tus ojos en los míos
siempre creo que nada nos separa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.