Ir al contenido principal

Lo básico para ser feliz



Dejar de ser funambulista.
Ilustrar caminos con migas de sueños,
y llamarme realista.
Afeitar a las heridas,
curarlas a besos,
mancharlas de ilusión.
Colocarme el traje de un nuevo yo,
y marcharme a un nuevo camino, llamado contigo.

Comentarios