miércoles, 27 de abril de 2016

He aprendido



He aprendido que amor no es sólo dar ni sólo recibir.
Es una necesidad de reciprocidad.
No es orgullo, es seguir ahí, dando tanto con defectos o sin ellos,
pasando por encima de lo opuesto.
No es tolerar límites ni derechos.
Es libertad junto a ti. Junto a “lo nuestro”.
No es cohibición ni prohibición por respeto.
Es respeto por un amor que no entiende de secretos.
Es sorprenderte a ti mismo por lo que eres,
por lo que llegas a ser.
Es llevar a esa persona colgada de un pensamiento.
Es odiar y querer,
y entender que por más tropiezos
que haya entre los dos,
amar podría ser una vida y el odio sólo un momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.