Ir al contenido principal

He aprendido



He aprendido que amor no es sólo dar ni sólo recibir.
Es una necesidad de reciprocidad.
No es orgullo, es seguir ahí, dando tanto con defectos o sin ellos,
pasando por encima de lo opuesto.
No es tolerar límites ni derechos.
Es libertad junto a ti. Junto a “lo nuestro”.
No es cohibición ni prohibición por respeto.
Es respeto por un amor que no entiende de secretos.
Es sorprenderte a ti mismo por lo que eres,
por lo que llegas a ser.
Es llevar a esa persona colgada de un pensamiento.
Es odiar y querer,
y entender que por más tropiezos
que haya entre los dos,
amar podría ser una vida y el odio sólo un momento.

Comentarios