domingo, 24 de abril de 2016

Durmiendo en tu boca



Me quedaría dormida en tus labios.
Me quedaría horas eternas a tu lado.
Y así, en silencio, me siento en otro mundo.
Así en tu calma, mi aliento queda mudo.
Con el cielo oscuro de fondo,
¿quieres ser mi estrella
para que brille mi noche?,
para que sonría mi vida, teniéndote a ti a mi vera.
Pocas personas consiguen leer mis ojos
y tú logras que yo te mire y tú me describas.
Vacilar entre palabras y gestos...
y así admirarte la forma en que miras y atiendes.
La manera en que deseas y quieres.
Nada como sonreír entre tus besos,
nada como dormir en tu pecho
y dejarme agitar en tus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.